imagen

23° Festival de Cine de Lima: Gregorio y Juliana, antes y ahora

imagen
Escrito por
Carlos Caramantín
Servido el Jueves, 08 de Agosto de 2019

Este 9 de agosto se inaugura la edición 23 del Festival de Cine de Lima PUCP, con la presentación de decenas de películas de diversas partes del mundo, y homenajes a cineastas internacionales. Sin embargo, lo que más está llamando la atención, en la antesala de festival, es el merecido homenaje al Grupo Chaski, la emblemática asociación peruana de producción, difusión y formación audiovisual, que nos entregó cintas como “Gregorio” (1984) y “Juliana” (1989), dos de las más representativas del cine nacional.

En el marco del Festival, ambas películas se presentarán en ediciones restauradas, con parte del equipo original participando de la ceremonia, como la actriz de “Juliana” Rosa Isabel Morffino, y el realizador Alejandro Legaspi. Estará presente también el equipo de Guarango, quienes fueron los encargados de la restauración.

Rosa Isabel Morffino, protagonista de Juliana, estará presente en el homenaje al Grupo Chaski.

¿Dónde radica la importancia de estas películas?

El Grupo Chaski fue fundado en 1982 por Stefan Kaspar, María Barea, Alejandro Legaspi, Fernando Espinoza y Fernando Barreto. El objetivo era acercar películas a personas que no contaban con los recursos o posibilidades para hacerlo en las salas de cine. De esa manera, se podían generar nuevos espacios de conversación y reflexión sobre diversos temas. La llegada de películas como “Gregorio” y “Juliana” en la época de los ochentas, con un país que vivía afectado por la hiperinflación, el centralismo limeño, el avance de guerra interna y la crisis económica, representó un hito importante donde el cine peruano pudo acercarse a estos temas y ver reflejadas las complicaciones y los golpes que han ido forjando el Perú actual. Un país que, a pesar de haber crecido económicamente desde aquellos años, arrastra muchos de los males que estas películas denunciaron, como el racismo, el clasismo, el machismo y la corrupción.

“Gregorio” nos presentaba la historia de un niño que migra con su familia de la sierra hacia Lima con la esperanza de un futuro mejor, pero se encuentra con una ciudad de una identidad resquebrajada, con discriminación en cada calle y donde estabas obligado a sufrir para sobrevivir.

Gregorio (trailer) from Chaski Comunicacion Audiovisual on Vimeo.

“Juliana”, por su parte, se centra en una niña que finge ser hombre para ser aceptada en una pandilla de ‘pirañitas’, quienes trabajan para un tipo abusivo y que representa la opresión de nuestra sociedad. Esta película se aventuraba a tocar temas como la identidad sexual y la explotación infantil. Por eso es importante que las nuevas generaciones las conozcan. Que se generen conversaciones necesarias sobre cuánto hemos avanzado, y contra qué es necesario luchar en esta búsqueda por convertirnos en una sociedad donde las desigualdades sean realmente acortadas.

Juliana (trailer) from Chaski Comunicacion Audiovisual on Vimeo.

Hay trabajo por hacer

“Gregorio” reflejó una Lima gris, con problemas de identidad y muy discriminatoria.

La discriminación y la corrupción (en más niveles que el político), vistas en ambas películas, forman parte del camino que el Perú aún recorre y que lastimosamente no se han superado. Se escuchan a diario noticias de nuevos feminicidios, de ataques contra la población LGTBQ, o se descubre que un alcalde o juez es corrupto. Encontramos falta de inclusión en centros de trabajo. O de una verdadera representación del público peruano en productos audiovisuales de alcance masivo, donde los mestizos o afroperuanos todavía son material de parodias racistas. Sin ir muy lejos, el debate por una necesaria educación por enfoque de género aún saca lo peor de muchos de nosotros en casas, colegios o centros laborales.

No somos exactamente la misma Lima en la que Gregorio y Juliana tuvieron que aprender a vivir. Los migrantes y sus hijos transformamos Lima y existe más consciencia social sobre la importancia de superar los problemas mencionados. Pero esto no implica que el trabajo esté completado: tenemos muchísimo por hacer. Estas películas, tanto “Juliana” como “Gregorio” y otras del Grupo Chaski, son parte de lo nuestra historia. Son parte de nuestro pasado y presente, de nuestra realidad, de cómo nos identificamos como peruanos, de lo que logramos y lo que nos falta aprender. No dejemos pasar la oportunidad de ser agentes de cambio.

Rosa Isabel Morffino, Alejandro Legaspi del Grupo Chaski, y el equipo de Guarango, encargados de la restauración. Foto: Revista Somos.

No te pierdas las películas en el cine

“Gregorio” se proyectará este 14 de agosto en Cineplanet Alcázar a las 8 pm. “Juliana” lo hará el 16 de agosto en la Sala Azul del CCPUCP a las 9:30 pm. Más información en la página web del Festival de Cine de Lima y en sus redes sociales.

imagen
Escrito por
Carlos Caramantín
Comentarios

Te puede interesar...

imagen
Servido el Jueves, 08 de Agosto de 2019

23° Festival de Cine de Lima: Gregorio y Juliana, antes y ahora

Este 9 de agosto se inaugura la edición 23 del Festival de Cine de Lima PUCP, con la presentación de decenas de películas de diversas partes del mundo, y homenajes a cineastas internacionales. Sin ...

imagen
Servido el Jueves, 23 de Agosto de 2018

Cinéfilos: ¿Cae la reputación de los Oscar? Bajo nivel de audiencia genera cambios que no convencen

La ceremonia de los Óscar es, hasta el día de hoy, un estándar de calidad en toda la industria cinematográfica. Sin embargo, atrás quedó el tiempo en que películas taquilleras como “Gladiador...