imagen

Visión cafetera después del escándalo en las elecciones municipales de Lima

imagen
Escrito por
Milton Vela
Servido el Lunes, 20 de Septiembre de 2010
¿Su lado humano definirá el futuro político de Lulú?

Hace un momento se me ocurrió buscar en Youtube un video que mostrara la otra cara de la pequeña Lulú, aquel personaje entrañable que llenaba mis tardes después del cole, y rompía los paradigmas machistas de la época, pues una niña era el centro de la atención y del criterio en la serie. Dulce, encantadora, inteligente, líder, creo que muchos niños aceptábamos sin mayor reparo el que sea una chica y no un muchacho del “Club de Tobi” quien nos dé el ejemplo.
Imagen de Álvaro Portales que se hizo viral a la mañana siguiente del escándalo del chuponeo

 

Lulú también se le llama a Lourdes Flores, no sé si por el diminutivo de su nombre o por algún parangón con el dibujo animado. Pensando en la Pequeña Lulú ya no sé si haya mucha correspondencia con la candidata del PPC, y es que su ingenuidad y falta de agudeza política le ha hecho perder más de una elección, y es probable que amplíe su récord con ésta última donde, a pesar del escándalo mediático del miércoles pasado, es el tema ético asociado a Cataño lo que iba carcomiendo su candidatura día tras día -el audio fue principalmente un catalizador-. Podría agregar también la posibilidad abierta del manejo de cifras de las encuestas propuesta por Barrón y permitida por Lourdes en la conversación, tal vez éste sea un punto más de fondo que cuando manda a meterse la alcaldía al poto.
 
Lourdes y sus argumentos de Defensa

Me sorprendió que Lourdes diera la cara en el debate al día siguiente de que el último eslabón del chuponeo, Jaime Bayly, cambiara el fusil por la bazuca, y prácticamente jugara con los pocos huesos que quedaran completos de Lulú. A ella le podrán decir de todo, pero hay que tener entereza -algunos le llamarán cara dura, yo diría mucha decisión- para sustentar su propuesta en un contexto absolutamente adverso.
Apelar a su lado humano y ensayar un sentimiento de empatía de todos, parece haberle funcionado para contener la avalancha en contra, que de todas maneras le ha significado perder muchos puntos frente a Susana Villarán quien ahora encabeza las preferincias sin mayor discusión.
El hecho es que Lourdes, en adelante, debe enfocarse en dos frentes cada que tenga una presentación de alcance masivo:
1.- Defensa de sus valores como persona y política
  • Debe tener una respuesta convincente cada vez que le pregunten por qué acepta ir a hablar con Alfredo Torres para manejar las cifras que no le eran favorables.
  • Remarcar su ofuscasión y reacción humana que le hizo perder los papeles frente a una coyuntura mediática hostil que hizo mella en su aceptación popular, por lo que pateó el tablero frente a una persona de su entera confianza.
2.- Promesa-fuerza como obra principal de ser elegida alcaldesa

  • Lo que ningún candidato ha dejado claro, Lourdes podría aplicar en estos pocos días. Tener una -ojo, sólo UNA- propuesta clara y diferencial para resolver un problema de la capital estadísticamente demandado por la ciudadanía que ningún otro candidato haya tocado. Quiero decir que si en estos momentos, el principal problema de Lima es la seguridad, tiene que explicar muy bien una convincente y creativa solución -que pueda resumir en 2 líneas- para que todos entiendan y nadie se olvide. Es como que tiene que encontrar algo equivalente al helicóptero de Alex Gonzales, -alguno de nosotros lo ha olvidado acaso- pero evidentemente, que sea mucho más coherente.
Aquí las entrevistas publicadas en El Comercio, hoy día. Si Lourdes dice que será recordada por el Metro, la pregunta es si tal propuesta es verosímil. ¿Podrá Lima tener un Metro en 4 años? ¿Resolverá el caos del tránsito, la irresponsabilidad de los choferes, peatones? ¿Qué es peor el tráfico o la seguridad? Cuando Susana dice que será recordada por la seguridad, no explica cómo, peor quizá está tocando un tema de coyuntura más urgente que el tráfico en Lima. Sin embargo, ninguna de las dos candidatas da una respuesta contundente cuando se les pregunta cómo serán recordadas. Aunque parezca jocoso, dar un argumento como el helicóptero para resolver el tema de la seguridad es una solución mucho más concreta, inolvidable, aunque queda claro que servirá más para la risa de la tribuna. 

Lourdes hizo bien en delegar a Jaime Salinas como su vocero político frente a los ataques y denuncias. Él debe ser su para rayos todos los días, y ella sólo debe poner la cara en este tema cuando sea estrictamente necesario, como en una entrevista en horario estelar, y  eso sí, que remarque que responderá por única vez.

¿Todo está perdido para Lourdes? 

Si revisan la intención de voto con cartilla según Apoyo. Un serio problema para Susana Villarán es que muchos desconocen su símbolo, pero eso a Lourdes le sirve de poco. Realmente tiene su candidatura bastante comprometida. Si cuando iba primera le bastaba con callar y hablar donde y cuando sea necesario, ahora tiene que estar lo más expuesta posible en los medios, pero con argumentos sólidos y que no sean muchos para que todos entiendan su mensaje. Por más “canchera” que sea en estas lides, un media traning “salvaje” no le vendría nada mal, lo va a necesitar.
Finalmente, el debate será sin duda el factor decisivo en estas elecciones. Si Lulú no convence, estará perdida. Ojo que es importante que tome en cuenta que hay un sector de voto duro favorable a Susana y de gente que después de los últimos escándalos ya no van a querer votar por el PPC. Lourdes debe pensar en los indecisos, si es posible saber  el porqué de sus incertidumbres y expectativas, y teledirigir su mensaje para ellos, el resto, quienes ya le bajaron el dedo, está perdido. En la propaganda electoral, como en todo proceso de comunicación, hay muchos que ya ven lo que quieren ver, y Lulú perderá el tiempo en ese segmento, es como si Susana quisiera convencer de que no es caviar a quienes la tildan de ello, de roja y demás calificativos frente a los cuales, si se quiere responder, tendrá que recurrir a las acciones -como dar de baja a sus candidatos cuestionados- porque las palabras terminarán sobrando.
 
Mi conclusión: En estas elecciones hay muy poco de propaganda política, pero mucho de comunicación que no parte de las propuestas de los candidatos, sino de terceros como la prensa y chuponeadores que enturbian el clima. Ojalá y la sociedad tenga más criterio para distinguir a ciertos periodistas que se prestan al juego de los titiriteros quienes a finales de los 90 ya demostraron que el Perú no les importa, así que menos les va a importar Lima. Creo que la prensa y sociedad responsables tienen en las manos -y en su voto- hacer algo justas estas elecciones para tener un ganador que, aunque llegue con muchos pasivos, ojalá se dispersen cuando tome las riendas de nuestra gris Ciudad de los Reyes, que se merece mejor suerte, sinceramente.
Post relacionados
Cómo perder las elecciones (para Dummies (Pedro Salinas)

Cuentos Infantiles (Heduardo)

Cafés relacionados

Un poco de branding para querer a Lima (18/ene/2009)

 

imagen
Escrito por
Milton Vela
Comentarios

Te puede interesar...

imagen
Servido el Martes, 09 de Noviembre de 2010

¿El Gobierno "brahma" y censura a la publicidad?

Spot que se burlaba del Tren Eléctrico, obra lenta pero “vedette” del Presidente, es retirado del aire. Han sido varios días sin servirles los Cafés de siempre, con una lista important...

imagen
Servido el Miércoles, 05 de Noviembre de 2008

Obama: "You may say I'm dreamer..."

Barack Obama, John Lennon y Peter Drucker, tres grandes y una gran coincidencia: soñar que se puede cambiar al mundo. Mientras escuchaba a Obama dar su discurso como Presidente electo de los Estados...