imagen

¿Podemos hablar de Cultura 2.0 sin Facebook en las empresas?

imagen
Escrito por
Milton Vela
Servido el Domingo, 18 de Marzo de 2012

Las redes sociales traen retos y oportunidades en las relaciones de los colaboradores de las compañías

Ya Seth Godin lo había resumido bastante bien cuando hablaba de lo medular de las redes sociales: “No es una cuestión de tecnología sino de comunicación”.  Y esta premisa es la que debería regir cuando las empresas enfrentan el gran reto de adaptarse a las nuevas tecnologías asociadas a las redes sociales. El cambio que se ha generado últimamente en la relación entre las personas, también ha afectado lo propio entre los empleados al interior de las corporaciones.

Dónde quedó la Visión y Misión en la era 2.0

Herb Kelleher, el líder del modelo de cultura en Southwest, que ha logrado la rentabilidad con humanidad
 

Lejos de lo que se cree, el concepto 2.0 no depende de una máquina conectada a Internet presentando la página de Twitter o Facebook. Dos punto cero significa compartir, aportar, sin distancias, sin jerarquías aunque, claro, a través de la Internet, aquello que se comparte tiene un alcance que puede crecer geométricamente.

Si por ejemplo, la identificación de los empleados con los valores de la empresa es mínima, si ninguno conoce y ha interiorizado la visión o la misión de la corporación, aunque le diéramos una laptop con Internet a todo el personal, lo único que circularía en las redes sería la desazón, el desconcierto o la confusión, y en casos extremos la pérdida de foco se hará pública.

Domino`s Pizza: Un clásico de las crisis online en las empresas, el problema no fue Internet sino la falta de cultura proyectada en el personal.

Domino`s Pizza: Un clásico de las crisis online en las empresas, el problema no fue Internet sino la falta de cultura proyectada en el personal.

Si antes para efectos prácticos para muchos era irrelevante que el personal sepa la visión de la empresa con tal que haga su trabajo asignado, ahora el tema es complejo, porque cualquier tema que piense un colaborador sobre su centro de trabajo lo puede manifestar a voluntad o por desliz en la Internet, y entonces la reputación corporativa se pone en juego.

El punto de partida es la actitud

El multimillonario Warren Buffett aparece junto a sus empleados en la publicidad de su propia empresa, Geico. La horizontalidad explotada en su máxima potencia.

Así como el diseño de una página web exponen la desorganización de una empresa cuando nadie se pone de acuerdo para desarrollar su estructura, las redes sociales pueden convertirse en la mayor fuente de rumores, catarsis, y válvula de escape de lo que puede estar pasando dentro de las compañías.

Sin embargo, al igual que Facebook ha significado una excelente fuente de inteligencia de comunidad para las marcas, en una empresa, la utilidad de las redes sociales también es posible. Aunque se cierre la alternativa online para los empleados, lo que nunca debería cerrarse es la escucha, y escuchar es uno de los componentes de la comunicación 2.0 que puede darse sin Internet.

En su reciente visita a Perú, el maestro Joan Costa presentaba la gráfica que ves en pantalla como el nuevo organigrama de las empresas.

Lo primero que se tiene que cambiar es la estructura de la empresa, ya lo dijo Joan Costa, adiós al organigrama vertical, la organización de una empresa ahora tiene forma de red social, y es que cuando se rompen jerarquías, la comunicación se hace horizontal y es más fácil escuchar, responder y resolver problemas.

El punto final es la rentabilidad

Según CNN, en el 2011, SouthWest fue la 4ta. aerolínea más admirada en el mundo. En términos de rentabilidad, este reconocimiento es un espaldarazo pues la reputación de la compañía se incrementa, y ello se traduce en cifras económicas.

Según CNN, en el 2011, SouthWest fue la 4ta. aerolínea más admirada en el mundo. En términos de rentabilidad, este reconocimiento es un espaldarazo pues la reputación de la compañía se incrementa, y ello se traduce en cifras económicas.

Aunque muchas empresas ven esta ruptura de paradigma como un ideal al cual llegarán alguna vez que los objetivos de negocio estén cubiertos, la realidad es que la Cultura 2.0 al interior de la empresa es el mejor negocio. ¿Qué persona comprometida con una causa no incrementa su productividad? Uno de los mejores ejemplos en el mundo que encuentro es el South West, una de las aerolíneas más rentables de los Estados Unidos, es low cost, pero no low profile con su gente.

Explorar y aprender de la Cultura Interna de South West es un primer paso que recomiendo a todos, ojo, no implica miles de dólares, South West lo ha logrado en la peor de las crisis económicas, el cambio implica actitud, tal vez el factor más costoso de asumir en las grandes corporaciones.

Cultura 2.0 y Empresa, este martes 20 en el CC Británico

Cuando conversé con el Centro Cultural Británico, coincidimos en que la esencia del concepto “cultura” debería ser destacada en todas las empresas. Pero lejos de lo que se piensa siempre como cultura asociada a historia o el arte, también hay una cultura que nace al interior de una corporación y que podemos verla en marcas consagradas como Starbucks o Apple, por ejemplo.

Entonces, decidimos presentar un Seminario en el que la Cultura Corporativa y el concepto 2.0 en su real magnitud puedan complementarse, y sobre cómo lograrlo hablaré este martes.

Aquí toda la información para sus inscripciones:
C. C. Británico: Jr. Bellavista 531, Miraflores; telfs.: 6153636 y 6153625

Cafés relacionados
Twitter y el efecto Domino`s Pizza (19/abril/2009)
Ripley, los primeros fans deberían ser tus colaboradores (14/agosto/2011)

Tags
Blog
imagen
Escrito por
Milton Vela
Comentarios

Te puede interesar...

imagen
Servido el Lunes, 13 de Octubre de 2008

Café Mix: Lo que quedó de la semana y nuevos temas a tomar en cuenta

Related posts:Súper PapáLos mejores Cafés de 2009 (Parte III, Julio - Septiembre)...

imagen
Servido el Jueves, 29 de Diciembre de 2011

2012, año de empezar a correr

Pendientes y oportunidades en crisis. Lo que debemos hacer. El 2011, un año diferente para Café Taipá, de poca producción en el blog, de Twitter y Facebook como salvavidas de la marca en las sem...