imagen

Razones y estrategias para construir tu marca personal, AHORA.

Sara Apaza
Escrito por
Sara Apaza
Servido el Miércoles, 21 de Noviembre 2018

Foto: Unsplash. @Rawpixel

Administro o lidero, soy un ejecutivo, un CEO, pero cada vez que me preguntan por mi marca personal en las redes sociales, digo que está por venir, que “está en proyecto”.

Muchos clientes y amigos pueden identificarse con esas líneas. Llegan las largas reuniones en las que se definen acciones, eventos, tareas, pero siempre llega aquel instante en el que se propone que el o la CEO comparta desde sus cuentas de redes sociales su perspectiva o experiencia, la sola propuesta genera un minuto de silencio. Un pesar causado por la sensación de riesgo.

A nadie le es ajeno que, de un tiempo a otro, la mayoría de cibernautas ha perdido la confianza en las empresas tecnológicas que administran nuestros datos a diario. Cuentas en Google y Facebook han sido hackeadas, la propagación de las fake news y la cantidad de perfiles falsos o trolls terminó en crisis para más de una red social.

Sin embargo, y pese al clima de desconfianza que existe, debemos tener en cuenta los siguientes motivos para estar en el mundo digital:

  1. Mostraremos que podemos ser transparentes. Comunicando quiénes somos como equipo, compartiendo nuestros valores.
  2. Le damos rostros y voces a la marca. La humanizamos a través de nuestras comunicaciones, compartimos aciertos y también podemos reconocer errores.
  3. Lideramos nuestro equipo, llevamos el core de nuestra empresa más allá de las cuatro paredes. Fortalecemos vínculos en nuestro ambiente laboral.
  4. Evitamos suplantaciones o perfiles falsos que representen un riesgo personal y profesional.
  5. Comunicamos nuestras acciones y participaciones en eventos.

Aplicando “Estrategia Taipá” para la marca personal

Sugerimos trabajar bajo 3 premisas importantes: Protección, Presencia e Influencia.

Protección. Nuestra presencia digital a través de un sitio web y el uso de las redes sociales protegerá nuestra identidad de suplantaciones  que puedan generar confusiones al momento de ser encontradas en los motores de búsqueda. Lo ideal es que al buscar nuestro nombre en Google, los usuarios puedan hallar activos relacionados a nosotros en al menos en la primera página de resultados. Esto también cuenta para las imágenes y videos.

Presencia. Si nos referimos a nuestra marca personal, lo que la gente busque y encuentre sobre nosotros, debe darles una idea de quiénes somos y cuáles son nuestras metas. Será preferible que encuentren contenidos gestionados por nosotros, con una estrategia de contenidos, que lo que digan terceros, que podrían no ser precisos o no dar una buena referencia.

Por ello, un segundo paso, es tener una presencia en las redes sociales a través de los contenidos que podamos compartir para ir desarrollando nuestro posicionamiento, que además aportará en el posicionamiento de la marca para la que trabajamos. El valor de nuestra marca personal podrá sumarse al de la empresa y viceversa, un hashtag podría ser el puente entre los dos como parte de un mismo ecosistema.

Un gran ejemplo de este punto es la campaña “#¿QuiénHizoMiRopa? (#WhoMadeMyClothes?)” realizada todos los años alrededor del mundo para conocer a los trabajadores que están detrás de la industria de la moda. Ciudadanos de todos los países usan el hashtag y participan en una fecha que busca conmemorar la tragedia de cientos de trabajadores textiles en Bangladesh cuyo edificio colapsó mientras ellos laboraban en condiciones precarias.

Influencia. En nuestra marca personal online, más allá de comunicar nuestra vida profesional, también damos referencia de quiénes somos y nuestra posición en la sociedad. Podemos comenzar por la comunidad que representa nuestra propia empresa, los colaboradores, nuestros colegas, incluso nuestra competencia y, yendo más allá, podemos pensar también en nuestra presencia en el mercado y el país.

Digamos que, por las dimensiones de la empresa o su presencia geográfica en varios lugares, no podemos conocer a todos los que integran la compañía o apenas los vemos en contadas ocasiones. A través de nuestra presencia online en Twitter o Facebook, un “Hola a todos” o un compartir de nuestras experiencias, metas y logros, podrían significar mucho para nuestros colaboradores.

Recordemos que debemos trabajar nuestra reputación a partir de dimensiones como el liderazgo. el clima laboral, la integridad. La reputación la iremos construyendo desde nuestros propios espacios, donde se gana la confianza.

¿Podrías confiar en alguien a quien no conoces y además no tiene presencia online?

Mi conclusión

La construcción de una marca personal online no implica exponer nuestros lazos familiares ni experiencias personales, pero sí que a partir de nuestra propia personalidad seamos capaces de compartir experiencias y visiones profesionales que nos ayuden a conectar con públicos de interés, demostrando quiénes somos, y parte de la esencia de la compañía en la que trabajamos.

Si tú no estás presente, quizás ya es hora. Y si aún te quedan dudas, pronto te daremos más ejemplos para convencerte. Por ahora el café está servido.

Sara Apaza
Escrito por
Sara Apaza
Comentarios

Te puede interesar...

imagen
Servido el Viernes, 06 de Noviembre 2009

Comunicado de Café:

Cafeteros, como verán, esta semana he estado un tanto ausente del blog debido a los preparativos por mi viaje a España. Esto no quiere decir que en los 15 dias que estaré fuera de Perú deje de ser...

imagen
Servido el Miércoles, 01 de Septiembre 2010

¡Hoy celebramos el día del Blog!

El 31 de agosto los bloggers del mundo celebramos nuestro punto de origen. Los bloggeros del Perú celebraron así… Para todos quienes tenemos un blog, lo queremos y alimentamos, y que nos ha ...