imagen

De noticias falsas… y también campañas

Maria Luisa Villegas
Escrito por
Maria Luisa Villegas
Servido el Jueves, 22 de Marzo 2018

Tiempos electorales… tiempos de noticias falsas (conocidas como “fake news”) … tiempos de descalificaciones… En México nos encontramos en un año crucial para la democracia y gobernabilidad del país, donde se elegirá no solo al próximo presidente de la república, sino a más de 600 cargos públicos de la cámara alta y baja del congreso. El 29 de marzo de 2018 inician oficialmente las campañas electorales, centradas en la figura de candidatos a presidentes y es lo que ha levantado una polvareda de información con foco en desacreditar a los principales contendientes y ahí es donde entran en juego las #fakenews.

Las fake news, que parecieran un término acuñado por Donald Trump durante los 423 días (y contando) que lleva en la presidencia de los Estados Unidos, han hecho mucho daño en la opinión pública.En la vorágine de las Elecciones 2018 en México, queda claro que el papel de las fake news es fundamental para influir en las percepciones y decisiones de gran parte del electorado, que se ha convertido en el arma principal de una guerra de descalificación e incluso de insulto al oponente. Tocando temas no solo del ámbito profesional y preparación de los candidatos para el puesto que desean ocupar, sino del ámbito personal que implica a su esfera familiar, de amistades, de gustos o pensamientos que dicen más que sus capacidades intelectuales.

Ante este panorama surge VerificadoMX*, un proyecto de periodismo colaborativo que tiene como objetivo desmentir noticias malintencionadas o imprecisas (es decir #fakenews) con información rigurosa y confirmada.

Se antoja imprescindible contar con una herramienta que nos permita asegurarnos que aquella cadena que nos manda nuestra Tía Lupita acerca de que México se convertirá en Venezuela si votas por Andrés Manuel López Obrador (o López como quisieron “menospreciar” al candidato de Morena los asesores del Partido Revolucionario Institucional en su campaña); que Ricardo Anaya, candidato del Partido Acción Nacional, apoya – absurdamente – la construcción del muro que Trump ha usado como bandera de su campaña y gobierno; o que la primera dama del país, la famosa actriz de telenovelas Angélica Rivera, llamó pobretón a uno de los candidatos a la presidencia.

Y cada vez se vuelve más necesario ante la viralidad que tienen ciertos contenidos en la red. La más reciente es sin lugar a duda una muestra de la intención que puede tener cualquier información compartida:

  • Un video, una música “pegajosa”, una letra que apoya a López Obrador y que menciona temas tabúes de la sociedad mexicana…
  • La publicación de Milenio, un medio de comunicación con “credibilidad” (que ahora se pone en duda) quienes tenían el video antes de que se publicara en redes y sus mensajes eran tendenciosos como un “se lavan las manos” al hacer mención del desmentido del partido en discordia…
  • Miles de comentarios aseverando que era una razón más para no votar por esa persona y Tatiana Clouthier, coordinadora de campaña de Andrés Manuel, deslindándose del video…
  • El involucramiento de la universidad ITESO con la producción del video como parte de una “tarea escolar” de una alumna, Almudena Ortíz Monasterio, que no existe y que en realidad se llama Paulina Laborie…

La historia

El caso de la “Niña bien”, una chica de clase alta de México que apoya a López Obrador, candidato de izquierda, que en cuestión de horas ha resultado en parecer, precisamente, un “fake”. Se construyó con un video en apariencia amateur, con perfiles falsos en redes sociales y que parecía ser una persona que verdaderamente apoyaba al candidato, aparentando ser parte de su campaña, los usuarios se encargaron de encontrar que la protagonista del video es una health coach y modelo, cuyo nombre real era otro, y se habla de que fue una creación de una casa productora.

Lo más relevante del caso es: ¿quién está detrás de la realización el video? ¿es parte de una guerra sucia, esa que usan todos los candidatos para atacar a sus oponentes? ¿fue una jugada maestra de “auto fake news por parte del equipo del candidato para convertirse en una víctima? Y lo clave que es que los ciudadanos no sean engañados a través del poder que tiene el manejo de la información.


Esta fue una noticia publicada por algunos medios de comunicación, sin verificar la información y que contribuye más a la desinformación en un país que necesita más que nunca estar bien informado, conocer, leer más, entender y, con estas bases, decidir por su futuro.

Ante esta creciente ola, los medios tienen la gran responsabilidad de verificar la información que publica; los partidos políticos y candidatos ser claros y contundentes sobre sus campañas de cara a no dejar espacio a que los señales como creadores de estas noticias falsas… en este caso Andrés Manuel López Obrador y Morena debieron ser más contundentes para demostrar que no tenían nada que ver con el video.  Y como ciudadanos y usuarios de las redes, todos tenemos la responsabilidad de leer e informarnos bien sobre todo el contenido que recibimos y ser responsables con lo que compartimos.

Notas

*Quizás el antecedente más cercano sea @Verificado19s, una iniciativa que surge ante la emergencia del Terremoto del 19 de septiembre de 2017 en México y la necesidad de desmentir información compartida fundamentalmente en redes sociales que afectaba la capacidad de respuesta tanto del gobierno como los ciudadanos.

Maria Luisa Villegas
Escrito por
Maria Luisa Villegas
Comentarios

Te puede interesar...

imagen
Servido el Miércoles, 07 de Julio 2010

Para los "profesionales" de las redes sociales y la política...

El “MasíasGate” muestra cómo se desvirtúa un espacio donde la clave es ser transparente. Ayer di mi primera clase en la 2da. Edición del curso de Marketing Digital en la Escuela de P...

imagen
Servido el Martes, 02 de Diciembre 2008

Gestos estratégicos en la política

Decisiones que favorecen o perjudican la imagen de los países. A ver, parece que la estrategia marketera de Obama, ha sido sólo parte de una mayor, de una estrategia macro, ya no sólo para ga...